Estudio Socioéconomico

¿Por qué aplicar estudios socioeconómicos a un postulante?

¿Alguna vez te han programado una “visita domiciliaria” mientras cubrías un proceso de selección?

Para todas las empresas es una decisión de cuidado la elección del candidato más idóneo cuyas características y habilidades cubran las necesidades específicas de la vacante en gestión, es por esto que actualmente muchas organizaciones han decidido implementar los estudios socioeconómicos complementando al CV del candidato, sus referencias laborales y la entrevista personal, reduciendo así los riesgos en general que pueda implicar el elegir al candidato erróneo.

e3c227d4-4eb3-470f-9d23-e8dfd532e547

Un estudio socioeconómico (ESE), conocido también como “visita domiciliaria” es parte del proceso de selección de personal de algunas empresas para cubrir una vacante. En este se busca corroborar que todos los datos que el candidato ha proporcionado durante el proceso (en su CV, las entrevistas y todas las referencias obtenidas de este mismo) realmente le correspondan.

Un ESE evalúa al menos cuatro aspectos generales del postulante:

  • Identidad
  • Entorno familiar
  • Situación económica
  • El estado de la vivienda

Todo_lo_que_tienes_que_saber_sobre_los_estudios_socioeconomicos

En conjunto estos aspectos pueden ayudar a determinar si el postulante cumplirá los objetivos de la vacante, reduciendo riesgos de rotación de personal, comprobando que sea una persona en la cual se puede confiar y si estará comprometido con la organización, incrementando de esta manera la  productividad de la empresa en general.

¿Qué es lo que se evalúa en un estudio socioeconómico?

  1. Documentación. Se comprueba que lo que se plasma en el currículum sea verídico.
  2. Estructura familiar. Ayuda a analizar cómo es el desarrollo social del candidato, si es quien mantiene a la familia económicamente y cuáles son sus demás ingresos.
  3. Ubicación. Se comprueba si el domicilio referido tiene cercanía con el trabajo y si la ruta puede significar retrasos o ausencias del candidato.
  4. Situación económica. Si el candidato realmente necesita el trabajo por cuestiones económicas, se disminuyen las posibilidades de que abandone el puesto.
  5. Referencias laborales y personales. Ayudan a saber más aspectos del candidato a nivel cultural y social.

productividad

Mientras más estable sea la vida del candidato, puede inferirse que menos conflictos causará a la empresa y con esto asegurar una mayor productividad y un ambiente laboral apropiado entre colaboradores.

En conclusión, un estudio socioeconómico ayuda a complementar la información obtenida del CV del candidato, sus referencias y la entrevista personal y así disminuir la probabilidad de falsedad de datos personales, posibilitando incentivar la productividad de la empresa que implementa este tipo de estudio, cubriendo las vacantes con personas que realmente cubren el perfil.

Family-of-Four-on-Lawn-with-Beautiful-Home-in-Background-165142855

Joselyn Herrera Flores

Anuncios